Cuales son las tres fuentes documentales?

¿Cuáles son las tres fuentes documentales?

Fuente escrita:

  • Fuente bibliográfica; la de publicación puntual: sus documentos son los libros.
  • Fuente hemerográfica; la de publicación periódica: sus documentos son los periódicos y revistas.

¿Qué son las fuentes documentales Cibergraficas?

Son documentos que suministran algún tipo de información, en determinado momento, constituyendo elementos fundamentales para responder a una necesidad de usuarios libros, monografías, artículos de revistas, capítulos de libros, Bases de datos, otras bibliotecas, datos legibles por computadoras o personas, ya sea de …

¿Qué son las fuentes sociales?

Las fuentes socio-humanísticas más utilizadas por la comunidad científica, como vehículo de comunicación científica, son muy amplias y abarcan desde las fuentes primarias hasta las obras de referencia y un amplio colectivo de fuentes secundarias.

¿Cuáles son las fuentes de un documento?

Según la forma de expresar la información (lo que determina el tipo de documento generado y su forma de conservarlo y tratarlo), una fuente puede ser: Fuente oral. Fuente arqueológica. Fuente escrita: Fuente bibliográfica; la de publicación puntual: sus documentos son los libros. Se recopilan en bibliotecas.

LEA TAMBIÉN:   Como se le dice a los que se llaman Javier?

¿Qué son las fuentes documentales?

¿Y qué son las fuentes documentales? Pues una fuente documental muestra el origen de la información, sin más distinción. las FUENTES DOCUMENTALES son los documentos, testimonios, sucesos u objetos que trasmiten información significativa sobre el origen de la información. Tan sencillo como eso.

¿Por qué no todas las fuentes documentales se encuentran ordenadas?

No todas las fuentes documentales se encuentran ordenadas, esto se debe a que muchas de ellas han sido conservadas de manera fortuita o espontánea, sin haber pasado por un proceso de codificación, como el que regularmente se ve en una biblioteca.

¿Qué es una fuente documental desordenada?

No obstante, es común encontrar fuentes documentales desordenadas, que han sido conservadas de manera espontánea y aleatoria hasta la actualidad. En este caso, es trabajo del investigador ordenar la información encontrada, de tal manera que sea útil para llevar a cabo su investigación.